PolíticaSucesosVenezuela

Revelan cuáles son las 17 casas que funcionan como centros clandestinos de torturas de la inteligencia del régimen de Maduro

Según Monitoreamos, de acuerdo a testimonios de testigos, dos capitanes que responden a Granko Arteaga están a cargo de la gestión de las casas de seguridad, incluyendo la logística y el suministro de materiales utilizados para llevar a cabo las torturas.

El pasado martes, la Misión Internacional Independiente de Investigación de la ONU sobre Venezuela presentó su tercer informe anual, que se centró en los crímenes de lesa humanidad cometidos por los servicios de inteligencia que responden al dictador Nicolás Maduro, y la situación de los derechos humanos en la región del Arco Minero del Orinoco y otras zonas del estado Bolívar.

Los investigadores concluyeron que las torturas perpetradas por la Dirección General de Contrainteligencia Militar (DGCIM) y el Servicio Bolivariano de Inteligencia (SEBIN) no fueron actos aislados, sino parte de una “maquinaria” y “un plan del gobierno para reprimir a la disidencia”, que fue “orquestado” por Maduro.

La Misión documentó que en múltiples ocasiones las personas detenidas fueron mantenidas durante horas o días en “casas de seguridad” antes de ser llevadas a Boleíta en Caracas. La DGCIM ha utilizado estas instalaciones, al menos, desde agosto de 2017, cuando se registró el primer caso, según el medio Monitoreamos.

“Las personas detenidas en centros de detención secretos fueron sometidas a actos de tortura incluyendo violencia sexual. Las mujeres que eran llevadas a casas de seguridad fueron agredidas sexualmente y/o torturadas con asfixia, golpes y descargas eléctricas. Los varones y los objetivos militares recibieron descargas eléctricas en el cuerpo, fueron asfixiados, desvestidos y retenidos desnudos, amenazados de muerte, violados y mutilados genitalmente, y golpeados”, denunció la representante de Naciones Unidas.

También indicó que estas “casas de seguridad” son administradas por Alexánder Enrique Granko Arteaga, el director de Asuntos Especiales de la DGCIM.

La mayoría de estas viviendas pertenecían a presuntos narcotraficantes o familias acomodadas y fueron incautadas por el régimen.

Los 17 lugares de detención/secuestro clandestinos usados por la DGCIM que pudo identificar la ONU son:

  • Un solar en el barrio de Prados del Este en Caracas;
  • Una casa llamada Tamanco, cerca del Hotel Tamanco, en Caracas;
  • Una casa llamada La Trinidad, en Caracas;
  • Una casa llamada Galpón, en el barrio de Guarenas, en Caracas;
  • Un sitio en San Bernardino, cerca del restaurante Crema Paraíso, en Caracas (ahora inactivo);
  • Una casa en el barrio de Bello Monte, en Caracas;
  • Una casa en el sector de La Mariposa, denominada “Casa de Granko nº 1”;
  • Una casa llamada Galpón, en la Mariposa
  • Una casa en el sector de Los Naranjos;
  • Una casa en el sector Lomas de Las Mercedes
  • Una casa en la urbanización San José, en Fuerte Tiuna o en sus alrededores, en Caracas;
  • Un sitio en el Fuerte Tiuna, donde tienen su sede el Ministerio del Poder Popular para la Defensa y el Comando del Ejército. Este lugar consta de 12 celdas que son administradas por la DGCIM, separadas de la prisión administrada por la Policía Militar;
  • Un sitio llamado Sorocaima o La Mariposa en la zona militar de San Antonio de Los Altos, en el estado Miranda;
  • Un sitio en la zona montañosa del municipio El Hatillo, en el estado Miranda;
  • Una casa en Alto Prado, cerca del Centro Comercial Plaza;
  • Un sitio cerca del aeropuerto de La Carlota;
  • El “cerro”, situado dentro de Caracas (a una media hora en coche desde Boleíta)

Según Monitoreamos, de acuerdo a testimonios de testigos, dos capitanes que responden a Granko Arteaga están a cargo de la gestión de las casas de seguridad, incluyendo la logística y el suministro de materiales utilizados para llevar a cabo las torturas.

Con información de Monitoreamos

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba