Estados UnidosInternacional

Huracán Fiona azotó República Dominicana y Puerto Rico dejando tres muertos

La tormenta llega cinco años después de que Puerto Rico fuera devastado por el huracán María, que provocó el peor apagón en la historia de Estados Unidos.

El huracán Fiona se dirigía hacia el norte el lunes por la noche después de traer lluvias torrenciales y fuertes vientos a la República Dominicana y un corte total de energía en el vecino Puerto Rico, que dejó al menos tres muertos, confirmó Reuters.

Fiona, el primer huracán que azotó directamente a la República Dominicana desde que Jeanne dejó graves daños en septiembre de 2004, provocó graves inundaciones, aisló aldeas, obligó a unas 12.500 personas a abandonar sus hogares y dejó a 709.000 sin electricidad.

El daño es considerable”, dijo el presidente de República Dominicana, Luis Abinader, quien planea declarar estado de desastre en las provincias de La Altagracia, donde se encuentran el famoso balneario de Punta Cana, El Seibo y Hato Mayor.

Un hombre murió al caer un árbol en la ciudad costera de Matancitas, al norte de la capital, Santo Domingo, dijo a los periodistas el oficial de operaciones de emergencia Juan Manuel Méndez.

El huracán de categoría 2, con velocidades máximas de viento de 110 mph (177 kph), se encontraba a unas 80 millas (129 km) al sureste de la isla Gran Turca, dijo el Centro Nacional de Huracanes (NHC) con sede en Miami, y se espera que se fortalezca a Categoría 3 mientras se dirige a través de las cálidas aguas del Caribe hacia las Islas Turcas y Caicos.

El martes, se espera que el centro de Fiona pase cerca del archipiélago, donde se declaró una advertencia de huracán, dijo el NHC, y también se esperan condiciones de tormenta tropical en las Bahamas.

Después de ametrallar a Puerto Rico, Fiona tocó tierra en la República Dominicana cerca de Boca Yuma la madrugada del lunes, y su centro llegó a la costa norte de Hispaniola antes del mediodía.

En La Altagracia, en el extremo oriente, el desbordamiento del río Yuma dañó fincas y dejó aisladas varias localidades.

Los servicios de electricidad y agua están trabajando para restaurar los servicios en las áreas afectadas.Puerto Rico, un territorio de los Estados Unidos, sigue siendo azotado por fuertes vientos, relámpagos frecuentes y fuertes lluvias después de que Fiona tocó tierra allí el domingo por la tarde, arrojando hasta 30 pulgadas (76,2 cm) de lluvia en algunas áreas.

La tormenta llega cinco años después de que Puerto Rico fuera devastado por el huracán María, que provocó el peor apagón en la historia de Estados Unidos.

El presidente de los Estados Unidos, Joe Biden, habló el lunes con el gobernador de Puerto Rico, Pedro Pierluisi, y prometió agregar más personal de apoyo enviado a la isla en los próximos días.

El presidente dijo que se asegurará de que el equipo federal siga trabajando para lograrlo”, dijo la Casa Blanca en un comunicado.

La administradora de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA), Deanne Criswell, viajará allí el martes.

Jeannette Rivera, de 54 años, trabajadora de relaciones públicas en Orlando, Florida, dijo que no había hablado con su familia desde una llamada telefónica irregular la madrugada del domingo.

Teme por la seguridad de sus padres y la salud de su padre de 84 años, que acababa de contraer COVID-19 y tenía fiebre.“Mi preocupación es que si necesitan ayuda, no hay forma de comunicarse”, dijo Rivera.

Textos y fotos tomado de Reuters

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba