Estados UnidosPolíticaVenezuela

Corte de Estados Unidos otorgó 73 millones de dólares a familia del concejal venezolano que murió mientras se encontraba en custodia del régimen de Maduro

“El asesinato del señor Albán fue un asesinato por encargo debido a que los miembros de la organización delictiva de Maduro que cometieron el homicidio recibieron un pago (en forma de salarios) de parte del régimen de Maduro”, afirmó la corte.

Un juez federal en Miami ha otorgado $73 millones como indemnización a la familia de un opositor venezolano que murió mientras se encontraba bajo custodia de las autoridades de Venezuela, en lo que describió como un “asesinato por encargo” llevado a cabo por una organización delictiva encabezada por Nicolás Maduro.

Fernando Albán fue arrestado en 2018 a su llegada al aeropuerto internacional de Caracas procedente de Nueva York, donde fue parte de una delegación que había denunciado al gobierno de Maduro en el marco de la Asamblea General de Naciones Unidas.

Falleció tres días después en lo que las autoridades describieron en un principio como un suicido al arrojarse del 10mo piso de un edificio perteneciente a los servicios de inteligencia de Venezuela. La muerte de Albán desató indignación internacional y repudio de Estados Unidos. El año pasado, su viuda y sus dos hijos presentaron una demanda contra Maduro y varios altos miembros de su gobierno, acusándolos de secuestro, tortura y asesinato de quien fuera concejal de Caracas.

Adoptando los hallazgos previos de un juez de primera instancia, el tribunal señaló que operadores del gobierno de Maduro siguieron a Albán mientras estaba en Nueva York, lo fotografiaron y enviaron a Venezuela la información que facilitó su secuestro y asesinato una vez que regresó a su país natal.

El asesinato del señor Albán fue un asesinato por encargo debido a que los miembros de la organización delictiva de Maduro que cometieron el homicidio recibieron un pago (en forma de salarios) de parte del régimen de Maduro”, afirmó la corte.

El tribunal decretó que el cártel debe pagar $73 millones a la familia de Albán por el dolor y sufrimiento causados por su muerte.

Se desconoce cómo es que sus familiares cobrarán el monto. Aunque Maduro y otros acusados nombrados en la denuncia original —incluyendo al ministro de Defensa y al presidente de la Corte Suprema de Venezuela— enfrentan cargos penales de narcoterrorismo y corrupción en Estados Unidos, se encuentran bajo muy poca presión de los excompañeros opositores de Albán para ceder el poder, reseñó El Nuevo Herald.

Lo cierto es que el caso de Albán también ha sido expuesto ante la Corte Penal internacional, que investiga las acusaciones de tortura y asesinato que pesan sobre las fuerzas de seguridad de Maduro.

Con información de Josh Goodman está en Twitter como: @APJoshGoodmanRead

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba