ChileEconomíaInternacional

Inflación de Chile sube a 1,9% en marzo, el nivel más alto desde 1993

Los gobiernos de América Latina han estado buscando combatir la inflación, que se ha visto impulsada por los cuellos de botella en el suministro vinculados a la guerra en Ucrania. Brasil registró su inflación mensual más alta en 28 años el viernes.

Los precios al consumidor de Chile se dispararon un 1,9% en marzo, el aumento mensual más alto en casi treinta años, lo que subraya el desafío para las autoridades mientras luchan contra la inflación en espiral exacerbada por el aumento de los costos mundiales de las materias primas.

La agencia oficial de estadísticas del país andino dijo el viernes que el aumento había sido impulsado por los precios de los alimentos, las bebidas no alcohólicas y la educación.

La cifra mensual fue mucho más alta que el aumento del 1,05% esperado en una encuesta de economistas de Reuters y es la tasa de inflación mensual más alta desde 1993. La tasa móvil de 12 meses aumentó aún más a alrededor del 9,4%, la más alta desde 2008.

Eso sigue muy por encima de la tasa objetivo del banco central de 2% a 4%, que ha estado impulsando una serie reciente de aumentos de tasas de interés y puede provocar más ajustes en el futuro.

Los gobiernos de América Latina han estado buscando combatir la inflación, que se ha visto impulsada por los cuellos de botella en el suministro vinculados a la guerra en Ucrania. Brasil registró su inflación mensual más alta en 28 años el viernes.

En Perú, que enfrenta su inflación más rápida en un cuarto de siglo, el aumento de los precios está provocando airadas protestas que han sacudido al gobierno del izquierdista Pedro Castillo.

El presidente chileno, Gabriel Boric, anunció el jueves un plan de recuperación económica de 3.700 millones de dólares que incluía un aumento del salario mínimo para ayudar a las personas a lidiar con el aumento de los precios.

El número del mundo. El país productor de cobre número 1 ha experimentado una rápida recuperación económica de la pandemia de COVID-19 con la ayuda del gasto estatal y los retiros de fondos privados de jubilación, lo que a su vez ha provocado una fuerte presión inflacionaria.

Para combatir la inflación, el banco central elevó la tasa de interés en 150 puntos básicos hasta el 7% en marzo.

Fuente: Reuters

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba