EconomíaEstados Unidos

La economía de Estados Unidos creció 6,4% en el primer trimestre de 2021

El Departamento de Trabajo informó el jueves que las solicitudes de desempleo se redujeron de 566.000 una semana antes.

El presidente estadounidense, Joe Biden, que ha propuesto un multimillonario plan de inversión en infraestructuras y en programas de protección social, ha asegurado que el crecimiento de Estados Unidos en 2021 podría superar el 6 % anual, algo que no ha sucedido en el país desde la década de 1980.

Según los especialistas, esta no es la única señal de que la economía se está recuperando de la recesión del coronavirus. Este jueves el gobierno también anunció que el número de estadounidenses que solicitaron beneficios por desempleo se redujo en 13.000 la semana pasada a 553.000, el nivel más bajo desde la pandemia en marzo pasado.

De esta manera, se conoció que la economía de Estados Unidos creció un 6,4% en el primer trimestre de este año por una recuperación del consumo y un aumento del gasto público, que reflejan la recuperación en marcha que va dejando atrás la crisis inducida por la pandemia, según datos del gobierno publicados este jueves.

Con la reapertura de muchos comercios y el gasto alentado por las ayudas públicas, los precios aumentaron y la inflación se aceleró 3,5% entre enero y marzo, en comparación con un nivel de 1,5% en el último trimestre de 2020, informó el Departamento de Comercio.

Este es el primer cálculo hecho por el Gobierno de Estados Unidos sobre la actividad económica en el inicio del año, después de la contracción anual del Producto Interior Bruto (PIB) del 3,5% registrada en el mismo periodo de 2020.

La evolución del PIB entre enero y marzo fue del 1,6 % respecto al trimestre precedente.

“El aumento en el primer trimestre reflejó la continuada recuperación económica, la reapertura de negocios, y la continuada respuesta del gobierno relacionada con la pandemia”, señala el informe trimestral.

Entre ellos, mencionó las transferencias directas, la extensión del subsidio de desempleo y las ayudas a pequeñas y medianas empresas.

El Departamento de Trabajo informó el jueves que las solicitudes de desempleo se redujeron de 566.000 una semana antes. Han caído drásticamente durante el año pasado, pero se mantienen muy por encima de la cifra semanal típica de 230.000 antes de que la pandemia golpeara la economía en marzo de 2020.

El promedio móvil de cuatro semanas, que suaviza los giros semanales, cayó 44.000 a 611.750.

Casi 3.7 millones de personas estaban recibiendo beneficios estatales tradicionales por desempleo la semana del 17 de abril. Incluyendo el programa federal diseñado para aliviar el dolor económico de la crisis de salud, 16.6 millones estaban recibiendo algún tipo de ayuda por desempleo la semana del 10 de abril.

Los reclamos por desempleo son un sustituto de los despidos, y los economistas los han visto durante mucho tiempo como un indicador temprano de hacia dónde se dirigen el mercado laboral y la economía. Pero las cifras se han vuelto menos confiables en los últimos meses, ya que los estados luchan por eliminar los retrasos en las solicitudes y el presunto fraude enturbia el volumen real de reclamos.

El mercado laboral ha retrocedido en los últimos meses. Los empleadores agregaron la impresionante cantidad de 916,000 empleos en marzo, y se espera que el Departamento de Trabajo informe la próxima semana que contrataron a otros 875,000 en abril, según una encuesta de la firma de datos FactSet. La tasa de desempleo ha caído al 6% desde un máximo del 14,8% en abril de 2020 (antes de la pandemia, el desempleo era solo del 3,5% en febrero de 2020).

Los empleadores comienzan a quejarse de que no pueden encontrar trabajadores, a pesar de la elevada tasa de desempleo. Los estadounidenses pueden mostrarse reacios a regresar al trabajo porque todavía temen contraer el virus o porque necesitan cuidar a niños que no han regresado a la escuela. Otro factor podría ser un beneficio de desempleo suplementario federal de 300 dólares por semana, además de la ayuda estatal, lo que significa que algunos trabajadores de bajos ingresos pueden ganar más con los beneficios por desempleo que con sus trabajos anteriores.

Fuente: AFP

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba