Estados Unidos

Estudiante muere baleado tras intentar ser detenido por la policía cuando abrió fuego en un instituto de Tennessee

El hecho se produce cuatro días después de que el presidente estadounidense, Joe Biden, presentase un conjunto de medidas para endurecer el control de la venta de lotes para fabricar en casa armas sin número de serie.

El joven estudiante, quien murió baleado en un instituto de Knoxville, en el Estado norteamericano de Tennessee, según una nota oficial, iba armado y abrió fuego contra los agentes que intentaban detenerlo. El suceso, que tuvo lugar a las 15.15 (hora local), ha ocurrido semanas después de otros dos trágicos tiroteos, uno en Atlanta (Georgia) y otro en Boulder (Colorado), que han reavivado el debate sobre la tenencia de armas de fuego entre la población civil estadounidense.

Los agentes acudieron al instituto Austin-East Magnet después de que una llamada los alertara de la presencia en el centro escolar de un joven “posiblemente armado”. El joven se encontraba en los cuartos de baño y, según la nota de la policía, disparó contra los agentes cuando estos se aproximaron. Uno de ellos fue alcanzado por las balas y posteriormente trasladado al UT Medical Center con heridas que no comprometían su vida. Los policías abrieron fuego y mataron al joven. Una persona fue detenida por la tarde en relación con los hechos, pero no se ofrecieron más detalles del suceso.

El responsable de los colegios del condado de Knox publicó un mensaje en Twitter en el que explicaba que el centro educativo había sido escenario de un tiroteo, que las autoridades se encontraban aún recogiendo información sobre la “trágica situación” y que los estudiantes “no involucrados” en el incidente habían sido devueltos a sus hogares. En un primer momento, los alumnos fueron trasladados a un campo de béisbol cercano.

El hecho se produce cuatro días después de que el presidente estadounidense, Joe Biden, presentase un conjunto de medidas para endurecer el control de la venta de lotes para fabricar en casa armas sin número de serie, denunciando la “vergüenza nacional” que, a su juicio, supone el elevado número de tiroteos que se registran cada año en Estados Unidos. Otras iniciativas legislativas más ambiciosas —sobre las armas de asalto, entre otras— se encuentran actualmente estancadas en el Congreso.

Con información de El País

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba