EntretenimientoEuropaInternacionalRealeza

El comunicado de la reina Isabel II en respuesta a la entrevista de Meghan Markle y el príncipe Harry

La reina Isabel II finalmente respondió a la entrevista realizada por Harry Meghan Markle en Estados Unidos. Lo hizo este martes, en un comunicado en el que fijó posición, con relación a esta conversación con la periodista Oprah Winfrey, en la que la ex duquesa realizó una serie de afirmaciones sobre la preocupación por el color de piel de su hijo Archie y que derivaron en una polémica por la existencia de racismo dentro de la familia real británica.

En un comunicado emitido por el Palacio de Buckingham, la monarca de 94 años indicó que la familia entera está entristecida luego de enterarse cuán desafiantes fueron los últimos años” para los duques de Sussex, que actualmente viven en Los Ángeles.

“Las cuestiones planteadas, especialmente las referentes a la raza, son preocupantes. Si bien algunos recuerdos pueden variar, son tomados muy en serio y la familia los abordará en privado”, indicó la Casa real británica en el escueto documento.

“Harry, Meghan y Archie siempre serán miembros muy queridos de la familia” , añadieron.

El comunicado de Isabel II por las declaraciones de los duques de Sussex en la entrevista con Oprah Winfrey

Con este comunicado inédito, Isabel II pretende terminar con todas las especulaciones que se han levantado tras la explosiva entrevista, especialmente aquella que tiene que ver con el supuesto racismo dentro de su propia familia. Y es que, según contó el príncipe Harry, un miembro de los Windsor le llegó a mencionar sobre el color de piel de sus futuros hijos con Meghan. Aunque Harry se negó a decir quién había sido, para no dañar más a la monarquía, ya hay especulaciones sobre quién pudo pronunciar dichas palabras.

La propia Oprah Winfrey contó un día después que Harry le había confesado en privado, tras la grabación del programa, que no habían sido ni Isabel II ni el duque de Edimburgo, por lo que ahora la sombra se pone sobre el príncipe Carlos o el príncipe William. Una auténtica caza de brujas para conocer quién está detrás de ese comentario racista.

La duquesa de Sussex, de 39 años, confirmó a Winfrey que hubiese querido que su hijo tenga el título de príncipe “por seguridad”, pero sugirió que se lo negaron por un presunto racismo en la realeza británica. Cuando se le preguntó si el hecho de que Archie fuera príncipe era importante para ella, respondió: “Si significaba que iba a estar a salvo, entonces por supuesto”. Agregó que el Palacio de Buckingham se negó a otorgar protección al niño, a pesar de que esa es la tradición con todos los miembros de la familia real.

Por su parte, Harry, en la entrevista difundida hace unos días, confirmó que con su mujer esperan una niña -que nacerá en los Estados Unidos- y aseguró que será la última integrante de la familia. “Dos niños, es todo”, dijo. Además de compartir su alegría por la llegada de su segundo hijo, el príncipe reafirmó que alejarse fue doloroso pero lo correcto. “Nos fuimos porque no nos apoyaban, no nos entendieron”, aseguró el duque, haciendo referencia a su familia y a la prensa.

Con información de Infobae

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba