Utah

Legislador de Utah busca acusar al fiscal general Sean Reyes por su participación en una petición de fraude electoral

Un legislador de Utah busca acusar al fiscal general Sean Reyes por «abusar de los poderes de su oficina» en su reciente campaña para revocar los resultados electorales del país.

El representante Andrew Stoddard, demócrata de Sandy, abrió el proyecto de ley el martes y dijo en un comunicado que la decisión no se tomó a la ligera. Stoddard dijo que Reyes ha sido descarado en su esfuerzo por «socavar los resultados electorales de nuestro país».

«Como abogado y funcionario público, ha violado su deber para con el estado», dijo Stoddard. «Ha puesto los objetivos de los grupos de intereses especiales por encima de los votantes que lo eligieron».

Como se recordará, días después de las elecciones presidenciales de noviembre, Reyes emitió un comunicado diciendo que revisaría y asesoraría sobre posibles demandas relacionadas con la elección en su tiempo personal. En diciembre, el fiscal general recientemente reelegido se había unido a otros 16 estados para apoyar una petición de Texas a la Corte Suprema de los Estados Unidos para revisar el proceso electoral.

La medida enfureció al ex gobernador Gary Herbert y al gobernador Spencer Cox, quienes en ese momento dijeron que no fueron consultados y calificaron la participación como un uso imprudente del dinero de los contribuyentes.

La Corte Suprema de Estados Unidos rápidamente desestimó la demanda, diciendo que Texas no tenía capacidad legal para llevar el caso adelante. La petición fue uno de los varios intentos que hicieron el ex presidente Donald Trump y sus partidarios para anular los resultados de las elecciones, alegando que hubo un fraude electoral generalizado que llevó a la victoria del presidente Joe Biden.

Los funcionarios electorales estatales no han reportado evidencia de fraude generalizado y los abogados de Trump y otros acusadores no presentaron evidencia en la corte del tipo de fraude que se alegó. Desde las elecciones, Trump reclamó falsamente la victoria varias veces y repetidamente les dijo a sus seguidores que la victoria de Biden era fraudulenta.

Más tarde, cientos de alborotadores llegaron al Capitolio de los Estados Unidos en nombre de Trump cuando los legisladores se reunieron para certificar la victoria de Biden. Varias personas murieron en el asalto y desde entonces cientos han sido arrestadas.

Trump fue acusado por segunda vez durante su presidencia, esta vez por su presunto papel en incitar a los insurrectos violentos a atacar el Capitolio. Está previsto que su juicio político comience en febrero.

Con información de ksl.com

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba