Estados Unidos

Melania Trump: “Condeno la violencia, estoy descorazonada con lo que pasó”

Así lo dio a conocer la aún primera dama en su carta de despedida

La primera dama, se había mantenido al margen de los exabruptos del presidente, que incluso ha confirmado que no acudirá a la toma de posesión de su sucesor, Joe Biden, luego del asalto al Capitolio.

Fue así como Melania Trumprompió este lunes su silencio para “condenar completamente” el asalto del 6 de enero en el Capitolio de Estados Unidos, incidiendo en que el país “debe sanar de una forma civilizada” y “la violencia nunca es aceptable”.

Melania Trump publicó una carta de despedida, con un balance de sus cuatro años en la Casa Blanca, a los que llamó ”el honor de mi vida”. También, recordó emergencias como la COVID-19, el “enemigo invisible”, y agradeció las historias inspiradoras que se ha encontrado.

Sobre el asalto al Capitolio, dijo: “Estoy decepcionada y descorazonada con lo que pasó la semana pasada”. Pero rápidamente giró el foco sobre ella misma y criticó los rumores y ataques personales contra su persona. También, envió sus condolencias para las familias de las personas que murieron en la jornada en Washington, incluyendo a los asaltantes, a los que mencionó antes que a los oficiales.

Ruego a las personas que detengan la violencia, que nunca hagan suposiciones en virtud del color de la piel ni usen la diferencia de ideologías políticas como base para la agresión y la crueldad. Debemos escucharnos los unos a los otros, centrarnos en lo que nos une y sobreponernos a lo que nos divide”, añadió, en un comunicado en el que también ha lamentado el fallecimiento de seis personas en el incidente.

En este sentido, dijo que es “inspirador” que “muchos” estadounidenses acudiesen con “pasión y entusiasmo” a votar en las elecciones de noviembre, pero cree que hay límites: “No debemos permitir que esa pasión se convierta en violencia”.

TITOS SHOP

La esposa del presidente norteamericano ve “vergonzoso” que, a raíz del incidente protagonizado por seguidores de su marido, surgiesen “cotilleos lascivos” y “acusaciones infundadas” sobre ella, sin entrar en más detalles a este respecto.

También, hubo pasajes de su discurso que fueron copiados de un mensaje anterior de la campaña presidencial.

Los Trump deben abandonar la Casa Blanca el 20 de enero, cuando Biden asuma como el 46º presidente de Estados unidos. El mandatario ya anunció que no planea asistir a la ceremonia del cambio de mando.

La Carta completa a continuación:

Como todos ustedes, he reflexionado sobre el año pasado y cómo el enemigo invisible, Covid-19, arrasó nuestro hermoso país. Todas las naciones han experimentado la pérdida de seres queridos, el dolor económico y los impactos negativos del aislamiento.

Como su Primera Dama, ha sido inspirador ser testigo de primera mano de lo que la gente de nuestra gran Nación hará por los demás, especialmente cuando estamos en nuestro punto más vulnerable.

Con casi todas las experiencias que he tenido, me encontré llevando en mi corazón las historias de muchos individuos.

Más recientemente, mi corazón está con: la veterana de la Fuerza Aérea Ashli Babbit, Benjamin Philips, Kevin Greeson, Rosanne Boyland, y los oficiales de policía del Capitolio, Brian Sicknick y Howard Liebengood. Rezo por el consuelo y la fortaleza de sus familias durante este difícil momento.

Estoy decepcionada y descorazonada con lo que pasó la semana pasada. Encuentro vergonzoso que alrededor de estos trágicos eventos haya habido rumores salaces, ataques personales injustificados, y falsas acusaciones engañosas sobre mí – de personas que buscan ser relevantes y tienen una agenda. Esta vez se trata únicamente de curar a nuestro país y a sus ciudadanos. No debe ser usado para beneficio personal.

Nuestra nación debe sanar de manera civilizada. No se equivoquen, condeno absolutamente la violencia que ha ocurrido en el Capitolio de nuestra nación. La violencia nunca es aceptable.

Como estadounidense, estoy orgullosa de nuestra libertad de expresar nuestros puntos de vista sin persecución. Es uno de los ideales más importantes sobre los que Estados Unidos está fundamentalmente construido. Muchos han hecho el último sacrificio para proteger ese derecho. Con eso en mente, me gustaría pedir a los ciudadanos de este país que se tomen un momento, se detengan y miren las cosas desde todas las perspectivas.

Imploro a la gente que detenga la violencia, que nunca haga suposiciones basadas en el color de la piel de una persona o que use diferentes ideologías políticas como base para la agresión y el vicio. Debemos escucharnos unos a otros, centrarnos en lo que nos une, y elevarnos por encima de lo que nos divide.

Es inspirador ver que tantos han encontrado la pasión y el entusiasmo de participar en una elección, pero no debemos permitir que esa pasión se convierta en violencia. Nuestro camino hacia adelante es reunirnos, encontrar nuestros puntos en común, y ser la gente amable y fuerte que sé que somos.

La fuerza y el carácter de nuestro país se han revelado en las comunidades que han sido afectadas por desastres naturales y a lo largo de esta terrible pandemia que nos ha afectado a todos. El hilo común en todas estas situaciones desafiantes es la inquebrantable resolución de los estadounidenses de ayudarse unos a otros. Su compasión ha mostrado el verdadero espíritu de nuestro país.

Como dije durante el verano, son estos momentos decisivos los que miraremos hacia atrás y les diremos a nuestros nietos que a través de la empatía, la fuerza y la determinación, fuimos capaces de restaurar la promesa de nuestro futuro. Cada uno de ustedes son la columna vertebral de este país. Ustedes son las personas que continúan haciendo de los Estados Unidos de América lo que es, y que tienen la increíble responsabilidad de preparar a nuestras futuras generaciones para dejar todo mejor de lo que lo encontraron.

Ha sido el honor de mi vida servir como su Primera Dama. Quiero agradecer a los millones de estadounidenses que nos apoyaron a mi marido y a mí durante los últimos 4 años y mostraron el increíble impacto del espíritu americano. Les agradezco a todos por permitirme servirles en plataformas que me son muy queridas.

Lo más importante, pido curación, gracia, comprensión y paz para nuestra gran nación.

Cada día recordemos que somos una nación bajo Dios. Dios los bendiga a todos y Dios bendiga a los Estados Unidos de América.

Sinceramente,

Melania Trump

Con información de Infobae

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba