PolíticaVenezuela

¿Quién ayudó a Leopoldo López a escaparse de Nicolás Maduro?

Según analista, Diosdado Cabello, Gustavo González (actual director del Sebín) y el embajador de España, Jesús Silva estaría detrás de la fuga del dirigente opositor

El régimen de Nicolás Maduro le tenía vigilancia técnica y humana desde 2017, cuando salió de la cárcel militar de Ramo Verde, tras pagar 3 años, acusado de asociación para delinquir e incitación a la violencia.

En julio de ese año se le otorgó arresto domiciliario y aunque quedó libre, a principios de 2019, seguía siendo objetivo de la dictadura que lo monitoreaba junto con su entorno.

Por eso, fue usa sorpresa que se pudiera evadir de la residencia del embajador de España, en donde permanecía desde el 30 de abril de 2019, cuando volvió a quedar en la mira de Maduro, por liderar –con el presidente interino, Juan Guaidó– un alzamiento militar en Caracas.

“Se le tenía vigilancia electrónica y humana. Y el dispositivo estaba reforzado por colectivos chavistas. La logística para sacarlo de allí, financiera y tácticamente, debió ser robusta”, le dijo a El Tiempo una alta fuente venezolana.

Pero su padre, Leopoldo López Gil, alcanzó a dar pistas de cómo salió su hijo de la residencia diplomática, una estructura protegida por un muro, columnas de concreto y láminas de acero de por lo menos tres metros de altura.

Aseguró que la ‘ruta clandestina de escape’ incluyó la frontera con Colombia. Esa vía supone un traslado terrestre de 12 horas y media, por carreteras llenas de controles del régimen. Por eso se cree que tuvo que ser movido en helicóptero, que hace la ruta en 3 horas.

¿Cabello detrás? Según esa versión, llegó a Cúcuta y tomó un vuelo a Aruba.

Colombia –que ayudó en la extracción de la fiscal Luisa Ortega y de otros opositores– no ha dicho nada. Por el contrario, tomó rápidamente carrera una segunda versión: que salió por Puerto Cabello hacia Aruba, en un recorrido de más de 770 kilómetros. Este trayecto se hace desde Caracas en un vuelo que no sobrepasa la hora.

En cualquiera de los casos, el analista en seguridad venezolano Johan Obdola, señala que López tuvo que contar con el apoyo de un sector del régimen para burlar controles.Y va más allá. Agrega que habría existido una negociación, de cara a las elecciones parlamentarias del 6 diciembre.

“Acá no hubo una aventura con tintes de heroísmo. Esto fue coordinado por las cadenas de mando de Diosdado Cabello, Gustavo González (actual director del Sebín) y el embajador de España, Jesús Silva”, señala el analista Obdola.

Figuera dice en la carta que él revisó un documento de 20 páginas en donde se hablaba del tema, para “salvar a la patria de la que solo quedan andrajos” e incluso se buscaban alternativas para los sancionados por Estados Unidos.

Por ahora, el escape desencadenó operativos del Sebín, que rodearon la casa del embajador y detuvieron temporalmente al encargado de la seguridad y a colaboradores de López.

Fuente: GDA El Tiempo

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba