México

¿Chespirito y Pablo Escobar compartieron en celebraciones?

“El Chavo del 8”, fue estrenada en junio de 1971 y su último episodio salió al aire en enero de 1980. Su éxito fue (es) tal que, para muchos, es como el vino: con los años se pone mejor. Por eso, a pesar de haber finalizado en la década de los 80, en muchos canales de Latinoamérica continúa transmitiéndose con gran aceptación. En 1975 se estimaba que “El Chavo del 8” era visto por unos 350 millones de televidentes cada semana. La serie le dio fama y fortuna a su creador: Roberto Gómez Bolaños, más conocido como Chespirito. Ese nombre surgió de un director cinematográfico que tomó en cuenta el diminutivo de la pronunciación españolizada del apellido de William Shakespeare (fonéticamente Chekspir), por la estatura de director, y el gigantesco talento del mexicano para escribir historias que asemejaban a las del célebre inglés.  La serie muestra las vivencias de un grupo de personas que habitan en una vecindad mexicana, donde el protagonista, el Chavo, vive de travesura en travesura junto con sus amigos, que, por lo general, terminan en malentendidos entre los vecinos. La popularidad llegó a tanto que el reparto de la producción hizo giras internacionales en varias países, donde actuaban en vivo. Tras la muerte de Chespirito, en 2014, miembros del que fue su círculo más íntimo sacaron a la luz algunas infidencias que, según recogieron en su momento varios medios de comunicación del mundo, vinculan al aplaudido cómico con Pablo Escobar, el narcotraficante ex líder del Cartel de Medellín y que murió tiroteado por fuerzas de seguridad colombianas en 1993. El actor mexicano Carlos Villagrán, quien daba vida a Quico en la serie cómica, reveló detalles que, según él, relacionan a Chespirito con un grupo de narcotraficantes colombianos. Según Villagrán, el creador de “El Chavo del 8” aceptaba actuar en algunas fiestas privadas organizadas por sicarios.

En 1978, Villagrán dejó el programa por conflictos con Gómez Bolaños acerca de la autoría del personaje de Quico.  “Yo no fui y tengo ese orgullo, el de haber dicho que no iba. Pero Roberto sí fue. No sé qué otros compañeros de la tira habrán aceptado trabajar para esta gente. Llegaron a ofrecerme hasta un millón de dólares y eso me causó escalofríos, pero dije que tenía otros compromisos profesionales y me dejaron en paz”, aseveró Villagrán, según declaraciones que recoge el diario peruano La República, en febrero de 2020.  “Les dije que tenía un contrato firmado con el circo de los hermanos Fuentes Gasca y me lo aceptaron, cerraron sus portafolios y se fueron. Durante algún tiempo me iba al circo por diferentes caminos, nunca me hicieron nada, pero si hubieran querido, estoy seguro de que lo hacen”, sostuvo el comediante. Villagrán reveló al diario Basta que “sí fueron a la primera comunión de la heredera de Pablo Escobar, sin embargo, no conocían de quién se trataba”. 

“De esta manera, se confirmaron los que hasta ese momento eran rumores, la entrañable vecindad del Chavo había asistido a amenizar la celebración de la hija del capo colombiano”, señala el portal peruano.  Declaraciones en ese sentido de María Antonieta de las Nieves, más conocida como La Chilindrina, también alborotaron internet y el mundo del entretenimiento. Según ella, el elenco del programa actuó en una presentación privada para el narcotraficante Pablo Escobar. Para enero de 2015, La Chilindrina preparaba un libro sobre lo desconocido de Gómez Bolaños, según indicaba. Para ese entonces, ella adelantaba que hubo una presentación en el bautizo de Manuela Escobar, organizada por su padre, el narcotraficante colombiano. De acuerdo con lo dicho por De las Nieves, el elenco “estaba contratado para una presentación pública y terminaron en una casa llena de lujos”. Según su relato, más tarde se enteraron de que era propiedad de Escobar, aunque ellos no sabían en realidad para quién estaban actuando, sino hasta mucho tiempo después. En marzo de 2014, el portal sinembargo.mx mostraba una fotografía en la que aparecen parte de los actores de “El Chavo del 8” y en el fondo, en la escalinata de una aeronave, se ve a Pablo Escobar. 

“Gómez Bolaños ha sido señalado en varias ocasiones por haber actuado en fiestas privadas de narcotraficantes internacionales como Escobar o como los hermanos Rodríguez Gacha. Lo ha negado insistentemente”, indica esa publicación.   “La imagen se habría tomado a la llegada del elenco de ‘El Chavo del 8’ a Colombia, antes del festejo de primera comunión de Manuela Escobar, hija del narcotraficante abatido. El elenco, caracterizado con sus respectivos personajes, fue trasladado directamente desde el Distrito Federal mexicano, en un avión privado contratado por el jefe del Cartel de Medellín, hasta la lujosa residencia para actuar en la espectacular primera comunión de Manuela Escobar”, precisa sinembargo.mx, que cita a Terra Argentina y  Terra Colombia.

“Años más tarde el elenco encabezado por Roberto Gómez Bolaños repetiría la experiencia, pero esa vez fueron contratados por los hermanos Rodríguez Orejuela, jefes del Cartel de Cali (enfrentados con el clan de Escobar) para una fiesta infantil de uno de los hijos de los capos. Gómez Bolaños siempre negó las dos visitas a Colombia con su elenco. Sin embargo, María Antonieta de las Nieves confirmó que estuvieron en ambas fiestas y le recriminó a Bolaños que niegue la verdad”, agrega el portal mexicano.  Al igual que con Quico, De las Nieves se peleó con Chespirito por los derechos de autor del personaje de La Chilindrina.

Chespirito” participaba en las fiestas de Pablo Escobar

El portal mexicano agregaba en esa nota de 2014 que la foto podría ser falsa. “En Google circula, desde hace años la misma imagen pero está identificada como “una presentación de ‘El Chavo del 8’ en Chile. Se observa que en el lugar que ocupa Escobar, en la foto que ahora genera polémica, hay otra persona”, indica la publicación. Pese a que Quico y La Chilindrina aseguran que parte del elenco participó en fiestas de Escobar, el hijo del fallecido capo lo desmintió.  En octubre de 2015, Juan Pablo Escobar o Sebastián Marroquín contó en Villahermosa, México, vivencias al lado de uno de los mayores narcotraficantes del mundo, su padre. Por esa fecha presentaba su  libro “Pablo Escobar, mi padre” y se autodefinía como un pacifista y mensajero de la paz. Según el portal laprensademonclova.com, desmintió que Chespirito y el elenco del “Chavo del 8” hubieran actuado durante una fiesta que su padre le organizó. “Es absolutamente falso, tendría las fotos. Carlos Villagrán (Quico) ha contribuido con esa versión, no sé por qué es malagradecido con ese gran elenco de artistas, ¿quién no quisiera tener al Chavo del 8 en una fiesta?”, aseveró. 

Fuente: Ecuavisa.

Etiquetas
Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar